¿De dónde proviene el olor a piscina?

 

Es costumbre percibir el “olor a cloro”, especialmente en piscinas cubiertas climatizadas, donde la falta de ventilación hace que los componentes volátiles permanezcan en la piscina, pero, ¿qué es exactamente lo que huele?

El cloro es en realidad ácido hipocloroso y su ión, que en forma libre(1) (cloro libre residual) tiene una gran capacidad de reaccionar con la materia orgánica (suciedad) formando cloro combinado residual.

Pongamos, por ejemplo, que en una piscina uno de los bañistas orina. El cloro libre existente en el agua reaccionará con la urea del orín, formando cloro combinado. El tipo de cloro combinado en este caso concreto será en forma de cloraminas, que al ser volátiles, y abandonan el agua de la piscina, dando ese olor característico. Las cloraminas también se formarán con la urea contenida en el sudor.

Por tanto si una piscina huele a cloro es porque el agua se ha desinfectado. Si no hubiera contaminantes en el agua (por ejemplo, la urea del sudor), el olor sería prácticamente inapreciable.

Por tanto para evitar y minimizar ese olor son muy efectivas las duchas antes de bañarse en la piscina, eliminar el sudor en la piel.

La legislación vigente y otros estándares establecen concentraciones de cloro libre residual de entre 0,4 y 3 ppm (2) (3) e inferiores a 0,6ppm en el caso del cloro combinado.

(1) La proporción de cloro libre activo depende del pH. Ver http://hsconsulting.es/agua-piscina-verde-con-cloro/

(2) ppm son partes por millón que equivale a mg de agente activo (cloro, en este caso) por litro de agua.

(3) Parámetros variables según decretos autonómicos de piscinas para cada Comunidad Autónoma en España

 Equipo de HS Consulting