Antes de ducharte en hoteles, deja correr el agua para evitar legionelosis

La legionelosis se considera una enfermedad de las denominadas “raras” ya que afecta “únicamente” entre 12.000 y 20.000 personas al año en todo el mundo. Sin embargo, su tasa de mortalidad es muy alta, en torno al 10% de casos resultan fatales entre los afectados.

A ello se suma el hecho de que sea una enfermedad emergente, relacionada con la presencia de aguas almacenadas y recirculadas, y a que este tipo de instalaciones (acumuladores que funcionan con placas solares, instalaciones tipo “spa”…) están en continuo aumento.  No hay más que observar la cantidad de hoteles que añaden el “spa” como elemento en su oferta de ocio.

Estadísticamente, las instalaciones que causan mayor número de enfermos son, en primer lugar, las redes de ACS (agua caliente sanitaria) con gran acumulación de agua (excluyendo las instalaciones domésticas que funcionan con un pequeño calentador), seguidas por las torres de refrigeración hídricas y condensadores evaporativos (un sistema muy concreto de refrigeración utilizado para enfriar grandes volúmenes).

Tuve la oportunidad de participar en un estudio durante 4 meses en un hotel de 5 estrellas en el Algarve portugués. El objeto del estudio era determinar que era más importante a la hora de evitar la presencia de Legionella sp en redes de agua: si la presencia de biocida, temperatura, o el estancamiento de agua.

Para ello se programaba un muestreo exhaustivo en 2 condiciones diferentes:

Durante la primera fase del estudio a altas concentraciones de cloro y temperatura. Durante la segunda fase a temperaturas normales (alcanzando los 50ºC y un mínimo de cloro libre residual en agua fría).

Este hotel tenía un ala de una planta concreta sin red de retorno, por lo que el agua caliente en esta zona concreta no fluía constantemente, sino que debía llegar desde la producción de ACS ramal de la red de agua caliente sanitaria.

El resultado del estudio concluyó que era más importante el estancamiento del agua que a concentración de cloro o la temperatura en la proliferación de la bacteria. Debido a que Legionella sp se encuentra mayoritariamente adherida a las superficies de los conductos en forma de una estructura llamada biofilm, cuya formación se ve favorecida en condiciones de escaso flujo de agua.

Por tanto es muy importante, antes de tomar una ducha en un establecimiento hotelero, dejar correr el agua caliente durante 5 minutos, para que las posibles trazas de Legionella pneumophilla sean arrastradas, evitando así la posibilidad de contraer la enfermedad.

 

 

J. M. Berrio